Jesús A. Manzaneque

I.E.S. "Isabel Martínez Buendía" - Pedro Muñoz, Ciudad Real, Castilla-La Mancha, España.

lunes, 13 de abril de 2009

Evolución del ser humano - Homo habilis


HOMO HABILIS

Sabana africana desde hace unos 2 millones de años

El otro tipo de homínido que aparece con los parántropos en este momento de cambio climático, es el de los humanos. Con él se produce un aumento del cerebro y de la inteligencia, y se generaliza y perfecciona la talla de la piedra para la confección de instrumentos.

Los fósiles más antiguos del género Homo se pueden asignar a Homo habilis (entre 2,4 y 1,8 millones de años), caracterizada por un cerebro de mayor tamaño, un aparato masticador menos desarrollado y una forma craneal más similar a los humanos posteriores en el tiempo; pero el cuerpo de Homo habilis no era muy diferente al de los autralopitecos: seguían siendo pequeños y con piernas cortas.

El tipo de utensilios líticos que fabricaron nunca fue muy elaborado, se le atribuye la elaboración de las primeras industrias líticas de tipo Olduvayense o de Modo 1.

Diapositiva de Homo habilis

Diapositiva de Homo habilis

Diapositiva de Homo habilis

Vídeo de Homo habilis


ALGUNAS CARACTERÍSTICAS DE LOS PRIMEROS HUMANOS
La estructura y el tamaño del cerebro

El cerebro humano tiene una estructura distinta a la de otros primates y en la superficie cerebral podemos localizar regiones que participan de forma especializada en diferentes actividades físicas o cognitivas. Debido a la especialización de las diferentes regiones del cerebro podemos observar grandes diferencias morfológicas en la estructura del cerebro de los humanos y los chimpancés.

En los Australopithecus y Paranthropus existe disparidad de opiniones sobre el grado de reorganización cerebral que tienen respecto de los antropomorfos. Sin embargo, todos los autores están de acuerdo en que Homo habilis y Homo ergaster ya tienen una morfología cerebral similar a la de humanos modernos y presentan las siguientes características:

El cerebro humano actual es muy asimétrico. La asimetría entre ambos hemisferios cerebrales esta relacionada con la lateralización cerebral, es decir, la especialización de cada una de las regiones cerebrales en distintas funciones. En los cráneos de los primeros Homo ya puede observarse esta asimetría cerebral.

El lóbulo frontal es responsable de algunas capacidades cognitivas exclusivas de los humanos o que en éstos están mucho más desarrolladas. Entre las funciones del lóbulo frontal se encuentran la de establecer la secuencia de movimientos del aparato fonador, el control de las emociones, la concentración, la planificación y anticipación, el control de la memoria... A lo largo de la evolución humana, el lóbulo frontal ha crecido en tamaño absoluto y en relación al resto del cerebro. Además, su superficie se ha hecho más compleja aumentando el número de surcos en su superficie.

Algunos autores relacionan el aumento del tamaño cerebral de los primeros humanos con las ventajas que les proporcionaría para desenvolverse socialmente dentro de un grupo, porque el tamaño del neocórtex respecto al resto del encéfalo está en función directa al tamaño del grupo social. También el mayor tamaño del cerebro se relaciona con el desarrollo de las capacidades lingüísticas en los primeros Homo, necesario para tener una mayor complejidad social.

El tipo de alimentación

El cerebro y el tubo digestivo son órganos energéticamente muy costosos y como vemos los humanos tenemos un cerebro más grande de lo que corresponde a un primate de nuestro peso. Sin embargo, los humanos tenemos un tubo digestivo menor al que nos corresponde. Según Aiello y Wheeler, la combinación que se da en nosotros de expansión cerebral y acortamiento de los intestinos sólo puede producirse cambiando la dieta hacia un alimento de fácil asimilación y gran poder calorífico. Los primeros humanos habrían incorporado las grasas y proteínas animales a su dieta y esto les permitió un mayor desarrollo del cerebro a expensas de otros órganos energéticamente muy costosos.

El aparato masticador

Las dimensiones del aparato masticador están muy relacionadas con el tipo de alimentación y con el tamaño del individuo. En Australopithecus afarensis el índice de megadoncia es el doble que entre los chimpancés, y es todavía mayor en Australopithecus africanus y Paranthropus (hasta tres veces mayor), pero en Homo habilis el valor vuelve a ser como el de Australopithecus afarensis, y en Homo ergaster el valor de megadoncia es similar al del chimpancé y al de la humanidad actual.

Los dientes de los primeros Homo son proporcionalmente más pequeños que los de Australopithecus y Paranthropus. Esto está relacionado con un tipo de dieta basada en recursos de mejor calidad y más energéticos y con la existencia de útiles líticos que les permitiera adquirir ese tipo de alimentos.

El desarrollo

Los humanos modernos tienen un desarrollo lento, alcanzan la madurez sexual muy tardíamente y tienen una larga esperanza de vida. El periodo de desarrollo de los humanos se prolonga hasta los veinte años, casi el doble de largo que entre los antropomorfos (chimpancés, gorilas y orangutanes).

Como demuestra el estudio de los incisivos del niño de Taung (Australopithecus africanus), en los primeros homínidos el ritmo de desarrollo era más similar al de los chimpancés que al de los humanos. Pero no disponemos de fósiles apropiados de los primeros Homo para estudiar el ritmo de desarrollo. El tamaño del cerebro está muy correlacionado con la longevidad y con la duración de las diferentes etapas de la vida, como el cráneo del niño del turkana tiene una capacidad cerebral intermedia entre los chimpancés y los seres humanos, podemos suponer que el ritmo de desarrollo también sería intermedio, y entonces habría muerto hacia los nueve o diez años. Homo ergaster tendría un tipo de desarrollo similar al de los humanos: lento y prologado.

Este ritmo estaría relacionado con las necesidades de desarrollo del cerebro y a su vez con la emergencia de la cultura y el lenguaje. Un largo periodo de desarrollo supone también un dilatado tiempo de aprendizaje.

El cambio ecológico y tecnológico

Homo habilis es la primera especie que no está ligada a un medio forestal, y habría habitado paisajes con espacios más abiertos. Este cambio ecológico provocó una serie de cambios, que van a permitir que sus descendientes acaben viviendo en toda clase de regiones, climas y ecosistemas. Este cambio de hábitat coincide con un gran cambio climático experimentado por la Tierra hace 2,8 millones de años. A partir de ese momento se iniciaron oscilaciones climáticas de gran amplitud, que influyeron en el clima del África ecuatorial y las masas boscosas se redujeran en beneficio de las sabanas y formaciones herbáceas.

El Homo habilis, junto a otras especies de mamíferos, se adaptó a esos nuevos ecosistemas de espacios abiertos. También cambió su nicho ecológico, y incorporó a su dieta la carne y grasas animales. Estos alimentos de gran calidad y fácilmente digeribles le proporcionaron la energía suficiente para desarrollar un cerebro mayor. El tamaño del cerebro le proporcionaron a Homo habilis unas mayores capacidades cognitivas y relacionado con esto, una mayor complejidad social en sus grupos. Por último, con Homo habilis aparecen los primeros instrumentos líticos (Olduvayense o de Modo 1), herramientas que permitirán a los humanos realizar toda una serie de actividades imposibles de realizar con sus dientes, como es cortar la piel y la carne de animales muertos o fracturar sus huesos para extraer el tuétano. Sea cual sea la forma de captación, mediante la caza o por el carroñeo, los instrumentos permitieron a Homo habilis cambiar su nicho ecológico e incorporar la carne a su dieta.


8 comentarios:

  1. Deberian poner mas informacion respecto al desarrollo de los distintos lobulos, sobretodo del frontal.

    ResponderEliminar
  2. pongan mas informacion se necesita

    ResponderEliminar
  3. poneis mas informacion porke es necesariiooooo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, me ha sido muy útil.

    ResponderEliminar
  5. Muy pobre, nada nuevo y muchas falacias
    ...

    ResponderEliminar
  6. Gracias, intentaré mejorar... cuando disponga de más tiempo que ofrecer desinteresadamente.

    ResponderEliminar

Puedes hacer uso de este material de elaboración propia libremente, aunque si quieres también puedes

Geografía, Historia y Arte en Facebook

Geografía, Historia y Arte en Twitter

Geografía, Historia y Arte en Google+

Mis apuntes de historia del arte v2.0

Mis apuntes de historia del arte v1.0

Más del autor

Búsquedas en mis sitios

Búsquedas en Internet

Entradas populares